Contenido Reciente


Loading…


Una buena mentira

Sinopsis:
Una buena mentira La película está basada en hechos reales y la trama se centra en una mujer americana a la que da vida Reese Witherspoon (‘Agua para elefantes’ ‘En la cuerda floja’) que tiene que ayudar y dar cobijo a cuatro jóvenes refugiados de Sudán conocidos como “Los niños perdidos de Sudán” y que gracias a un sorteo han conseguido un traslado a los Estados Unidos. Pronto entablan una buena amistad además los chicos deberán adaptarse a una nueva vida que nada tienen que ver con la que dejaron en su país de origen.Philippe Falardeau (‘La moitié gauche du frigo’) se pone al frente de la cinta con un guión firmado por Margaret Nagle (‘The Eastmans’). El reparto artístico lo completan: Corey Stoll (‘House of Cards’) Sarah Baker (‘Sweet Home Alabama’) Ger Duany (‘Restless City’) Arnold Oceng (‘The Tapes’) y Sope Aluko (‘Up in the air’). Una buena mentira CriticaNo cabe duda de que Falardeau ha hecho esta película con las mejores intenciones y ha conseguido además que la mayoría de los personajes que retrata rezumen empatía con los otros y con el espectador (al menos conmigo). Porque -parece decirnos- más importante que el cine es el ser humano su vida su destino su dolor su alegría su relación con los demás seres (… no sólo humanos).Pero en cualquier caso la primera parte de la cinta te atrapa sobre todo por los protagonistas niños que no parecen actores que te implican inmediatamente en su historia haciéndola creíble cercana; esto último claro gracias también al excelente enfoque de la dirección que otorga su punto justo a cada escena; y subyuga igualmente la fluida narración del curso de los acontecimientos del camino duro largo hacia la salvación que creo que está bastante bien resumida y resuelta.En la segunda parte la antedicha empatía con los personajes destaca sobre la historia porque ésta ya es algo menos trascendente (salvo en su tramo final) aunque logra mantener el interés. Las interpretaciones son estupendas no quisiera destacar a nadie aunque es evidente que los tres protagonistas superan con sobresaliente el reto porque rezuman autenticidad (al final te informan que ellos fueron en verdad algunos de aquellos “niños perdidos” de Sudán).En definitiva no por contentar a todo el mundo como malpiensa alguna crítica anterior sino por transmitir los valores perdurables más valiosos del ser humano el director canadiense ha sabido encontrar y filmar sin tener en cuenta las imposiciones de la nueva inquisición una historia que por sí sola justifica salir una tarde al cine. 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: