Contenido Reciente


Loading…


Transformers: El último caballero

Sinopsis:
Transformers: El último caballero ¿Hasta cuándo se remonta la historia de los Transformers y su vinculación con la Tierra? ¿Por qué siempre han estado aquí? ¿Cuál era su misión? ¿Y si un peligro mucho mayor nos atacara? El mundo ha cambiado por completo. La Tierra es ahora un lugar desolado, plagado de edificios destruidos y donde los seres humanos luchan por sobrevivir al conflicto que la humanidad mantiene con los robots alienígenas. Izabella (Isabela Moner) es una de las muchas personas cuya vida cambió drásticamente con la llegada de los extraterrestres. La joven, que se ha adaptado completamente a su nueva vida en las calles, se unirá a Cade Yeager (Mark Wahlberg) para hacer frente al peligroso desafío que tienen por delante. Son dos especies en guerra, una de carne y hueso, la otra de metal. Ante dos mundos que colisionan, solo uno de ellos podrá sobrevivir.Esta quinta entrega de la saga ‘Transformers’ de nuevo está dirigida, al igual que las anteriores, por Michael Bay (13 horas: Los soldados secretos de Bengasi, Dolor y dinero). El actor Mark Wahlberg (Marea negra, Padres por desigual) también regresa como el mecánico e inventor Cade Yeager. El reparto de la película cuenta además con los actores Anthony Hopkins (la serie Westworld, Thor: El mundo oscuro), Isabela Moner (Middle School: The Worst Years of My Life, Clonando a Adam), Josh Duhamel (Battle Creek, Un lugar donde refugiarse) y los regresos de John Turturro (The Night Off, El misterio de God’s Pocket) como el agente Seymour Simmons y John Goodman (Kong: La isla Calavera, Calle Cloverfield 10), quien prestó su voz al Autobot Hound en Transformers: La era de la extinción (2014). Transformers: El último caballero Pelicula completaMichael Bay ha asegurado en tantas ocasiones que la nueva película de Transformers iba a ser la última dirigida por él que sólo nos podemos tomar en serio sus intenciones una vez vista El último caballero. Hasta ahora, las únicas veces que el director estadounidense había abandonado la franquicia fue para encargarse de dos propuestas bastante atípicas dentro de una filmografía que había contado siempre con un estilo y unas constantes perfectamente definidas: Dolor y dinero (2013) y 13 horas: Los soldados secretos de Bengassi (2016). Ambas, tan ruidosas y testosterónicas como las que más, pero también poseedoras una ambición lejos del regodeo por la destrucción urbana que sobrevuela su trayectoria; un afán por trascender, por inyectarle cierto aire fresco a un estilo tan asfixiante que ni jugando a la autoparodia pierde presencia. Acaso, porque la autoparodia se encuentra arraigada en sus propios genes.No cabe duda, pues, de que Transformers es el juguete con el que Bay no puede evitar distraerse cada tanto –no descartemos que, en algún momento de todos los años que nos esperan de Autobots y Decepticons, nuestro hombre vuelva a sentarse en la silla de director para acariciarle el lomo a Bumblebee–; una oportunidad, facilitada por la taquilla, que le permite hacer cada tanto lo que más le gusta sin complicarse la vida en exceso. El último caballero es otra oportunidad más. Sobre ella pende, sí, cierto amago de trascendencia por cuanto habría de significar para la franquicia que su mayor aliado abandone, materializado en torno al regreso de ciertos personajes del reparto original y al fundamental interrogante que da pie a la saga entera –¿por qué los Autobots insisten en quedarse en la Tierra durante años y años cuando está claro que no nos aguantan?–, pero, en síntesis, Transformers: El último caballero es una película de Michael Bay y de Transformers. Con todas sus virtudes y con todos sus defectos, si es que le merece la pena a alguien ahondar en estos últimos. A estas alturas.En contrapartida, y suponiendo en ese sentido una entrega bastante superior a, por ejemplo, El lado oscuro de la Luna (2011) –donde residía también cierta vocación de carpetazo, malentendida como necesidad de ponerse seria y sombría–, El último caballero tiene interiorizada al máximo su condición de fin de fiesta que, combinada con el quijotesco afán por inyectarle profundidad al universo Transformer, da pie al guión más alocado y delirante de cuantos hemos tratado de distinguir por debajo de las explosiones de la saga. Siguiendo la afortunadísima estela trazada por La era de la extinción (2014) –que, nunca debemos olvidar, concluía con Optimus Prime armado con una espadaca a lomos de un tiranosaurio mecánico que escupía fuego–, El último caballero se complace de meter todas las ideas absurdas que los guionistas puedan pergeñar sin nunca resultar especialmente ridícula, o producir extrañamiento en un público que sabe –o debería saber– a lo que va. Precisamente, por lo que comentábamos antes del incombustible estilo de Bay.Por lo demás, El último caballero se ve únicamente capaz de decepcionar cuando desaprovecha con tanta alevosía las intentonas de añadirle aristas y nuevas imágenes a su propio universo, siendo espléndida la pareja que hacen un

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: