Contenido Reciente


Loading…


No hay dos sin tres

Sinopsis:
Tras enterarse de que el hombre con quien sale (Coster-Waldau) está casado una mujer (Cameron Díaz) descubre además que tiene mucho en común con su esposa (Leslie Mann) por lo que ambas deciden vengarse de él y sus infidelidades. Contarán también con la ayuda de su actual amante (Kate Upton). No hay dos sin tresLuego de descubrir que su novio está casado Carly conoce a la esposa de él y se da cuenta que tienen mucho en común y se hacen amigas. Pero cuando descubren que el novio/esposo tiene otra amante más entre las tres se alían para planear su venganzacontra el mentiroso.Juntando ‘El club de las primeras esposas’ (Hugh Wilson 1996) y ‘Adictos al amor’(Griffin Dunne 1997) con ese puntal de la cultura popular estadounidense que es elSports Illustrated Swimsuit Issuese obtiene esta película que menos mal no resulta finalmente ni la mitad de predecible derivativa y tontigamberrita que su trailer con subtítulos de emoticonos hacía temer. Tampoco alcanza eso sí alcanza el nivel de zafiedad y pegada humorística de las mejores comedias recientes de “mujeres desbocadas” tras la estela de ‘La boda de mi mejor amiga’ (Paul Feig 2011). Si algo se le puede reprochar a ‘No hay dos sin tres” es jugar algo matematicamente todo hay que decirlo a demasiadas cosas sin apostar jamás a una carta que otorgue un mínimo de individualidad a la propuesta. A ratos farsa de enredo de mirada malota pero corazón tierno a ratos bufonada grosera con escala en el WC; explorando en ocasiones cierta lectura feminista (o así) de la venganza sentimental que roza lo incómodo pero rindiéndose otras tantas al estrógeno porque sí el último largometraje de Nick Cassavetes director sin más brújula que la pervivencia laboral triunfa en una tan segura como poco ambiciosa zona de asentimiento colectivo cercana a la gracieta viral el chiste de “guerra de sexos” de ‘El club de la comedia’ y la ocurrencia de máquina de café.Película recomendada 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: