Contenido Reciente


Loading…


Malavita

Sinopsis:
Comedia negra de acción dirigida por Luc Besson en la que una familia de la mafia es trasladada a una pequeña ciudad francesa bajo el programa de protección de testigos. A pesar de los esfuerzos del agente Stansfield por mantenerlos ocultos Fred Manzoni su mujer Maggie y sus hijos Belle y Warren no podrán evitar volver a sus viejos hábitos. MalavitaLuc Besson regresa a la primera línea cinematográfica tras su periplo con el cine de animación infantil –llegó a realizar cuatro películas sobre su creación literaria “Arthur y los Minimoys”- con esta ‘Malavita’ un cruce divertido y violento de las películas que satirizan el modus vivendi de los gángsters pasados de rosca–más cerca del díptico ‘Una terapia peligrosa’ que de la ya intocable serie televisiva ‘Los Soprano’- con ese modelo de comedia suave europea que suele buscar en sus campos –ya sea la Toscana el Peloponeso o como es el caso Normandía- un cierto impasse existencial en el que los protagonistas reconfiguran su vida a base de aprehender de los formas y costumbres de los aldeanos de turno. Besson que lleva años haciendo negocio a base de cobrar royalties de producciones de distinta calaña y acento –su firma está detrás de las sagas ‘Transporter’ ‘Taxi’ ‘Venganza’ (ésta sin acreditar no me pregunten porqué)… – siempre ha asegurado que él tenía la conciencia tranquila respecto a su aportación a la historia del cine al fin y al cabo él es el responsable de ‘Nikita dura de matar’ ‘El profesional (León)’ y ‘El quinto elemento’ (son sus palabras no las mías). De ahí que su retorno a la ficción con primero el biopic de la Premio Nobel de la Paz birmana Aung San Suu Kyi en ‘The Lady’ y segundo con esta ‘Malavita’ parece indicar que Besson ha vuelto a coger gusto a situarse detrás de la cámara. Bien por él.Malavita’ arranca de la forma más cruda posible: un hitman que parece sacado de un cómic de “Dick Tracy” irrumpe en el hogar de una apacible familia –padre madre hijo hija- y en lo que tarda en pestañear les ha metido una bala en la cabeza a cada uno de ellos. Besson pues no ha perdido un ápice su sentido macarrónico de la comedia: para él la violencia (cinematográfica) es algo sumamente divertido normal que la familia protagonista de su película –misma formación que los fallecidos de ahí el error del sicario- tienda a solucionar todos y cada uno de sus problemas bien torturando bien haciendo explotar bien rompiendo huesos bien asesinando a sangre fría y sin despeinarse. Una apuesta sin duda muy loca que sin embargo funciona a la perfección; al menos si eres de los que se troncha de risa con ‘Los asesinatos de mamá’ de John Waters ‘Turistas’ de  Ben Wheatley o cualquier película del Takashi Miike pre-hipotecado.Como además de hiperviolento Besson es todo un fetichista se permite el lujo de emparejar a Robert DeNiro con Michelle Pfeiffer –ambos a años luz de sus mejores trabajos y sin embargo qué perfecta química destilan aquí- en los papeles de un gángster-soplón en protección de testigos y su deliciosamente excéntrica mujer –algo así como si el Johnny Boy de ‘Malas Calles’ se hubiera acabado casando con la Elvira Hancock de ‘El precio del poder’- a cargo de dos hijos que son el sueño de todo padre: una adolescente tan bella como sádica (Dianna Agron) y un joven maquiavélico y estafador tan bueno en las finanzas de extraperlo como en la subrogación de secuaces (John D’Leo). La comedia surge entonces de forma natural: pon un elemento extraño en un ambiente común y zas las risas aparecen solas. El mejor chiste de la película (¿meta-chiste?) es por otro lado el enfrentar a Robert DeNiro a una proyección de ‘Uno de los nuestros’ mientras dice “It’s a fucking good movie”. Qué quieren que les diga a mí me ha hecho mucha gracia. Mitomanía salvajismo y una adolescente que entrega sus bragas a su enamorado como metáfora de cesión de su virginidad. A veces dos más dos son cuarenta y ocho. 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: