Contenido Reciente


Loading…


La venganza de Jane

Sinopsis:
La venganza de Jane Jane Hammond (Natalie Portman) es una mujer de carácter fuerte que vive junto a su marido Bill (Noah Emmerich) uno de los villanos más temidos de la ciudad. Cuando éste se vuelve contra su propia banda el despiadado John Bishop (Ewan McGregor) decide acribillarle a balazos. Bill vuelve a casa moribundo con ocho heridas de bala en la espalda. Tanto él como su mujer saben que la banda de forajidos encabezada ahora por Bishop no tardará en volver pues le exigen a Bill que termine el trabajo que le habían encomendado. Jane armándose de valor decide ir a por ellos sirviéndose de la ayuda de Dan Frost (Joel Edgerton) ex amante de la joven y enemigo acérrimo de su marido.Gavin O’Connor (Warrior Cuestión de honor) dirige este western que han escrito Brian Duffield (La serie Divergente: Insurgente) Anthony Tambakis (Warrior) y Joel Edgerton (El regalo El rastro del delito) quien también protagoniza la película junto a Natalie Portman (Thor: El mundo oscuro Cisne negro) Ewan McGregor (Mortdecai Mil maneras de morder el polvo) y Noah Emmerich (The Americans Super 8). Completan el reparto Rodrigo Santoro (Los 33 300: El origen de un imperio) Boyd Holbrook (Una noche para sobrevivir Behind the Candelabra) y James Burnett (El corredor del laberinto: Las pruebas Transcendence). La venganza de JaneSi en los años 70 el western entró en su fase crepuscular y reflexionó sobre la función que debía desempeñar en los nuevos tiempos las películas del género realizadas posteriormente por Clint Eastwood (El jinete pálido Sin perdón) dejaron bien claras dos cosas: primero que no solo era había que lamentarse melancólicamente por los buenos-viejos-tiempos sino también preguntarse por el papel que habían desempeñado a la hora de configurar el imaginario mítico de toda una nación. Ahora es distinto. Quiero decir que los westerns estrenados últimamente prefieren jugar con esos referentes para construir artefactos más o menos verosímiles más o menos posmodernos que reconfiguren los arquetipos del género sobre todo el papel de la mujer. En Slow West John Maclean muestra a un joven petimetre en busca de su chica a lo largo y ancho de tierras especialmente peligrosas. En Deuda de honor Tommy Lee Jones esboza el somero retrato de una mujer condenada por las circunstancias. En Los odiosos ocho Quentin Tarantino hace que la trama gire alrededor del personaje interpretado por Jennifer Jason-Leigh excusa que desencadena la acostumbrada espiral de violencia… ¿Estamos ante un nuevo western feminista? Ni mucho menos: el punto de vista sigue siendo masculino y la puesta en escena juega con las tradiciones simplemente realizando algunos cambios en el organigrama. En La venganza de Jane Natalie Portman interpreta también a una mujer fuerte que soporta en buena parte el peso de la película pero el verdadero conflicto del film se juega entre hombres. Veamos. Jane (Portman) debe defender su casa de unos forajidos que han malherido a su esposo por traicionarlos y no se detendrán ante nada para rematarlo. Sin embargo aparece Dan Frost (Joel Edgerton) ex amante de Jane que disparará todos los conflictos dramáticos de la película y la ayudará a hacer frente a la banda. El esquema argumental es limpio y escueto pero el director Gavin O’Connor (recuérdese la apreciable Warrior) con la ayuda en el guión del propio Edgerton lo complica mediante una puesta en escena laberíntica: numerososflashbacks informan del pasado de los personajes mientras el presente se limita a seguir sus pasos de cara al enfrentamiento final. Por un lado pues la mujer está en el centro de todo incluso del título. Por otro sin embargo no sería nada sin esos antagonistas o adyuvantes que organizan su mundo para que ella pueda brillar. Pues se trata de eso: el western como armazón típicamente “macho” en el que de vez en cuando se deja entrar a alguna mujer del mismo modo en que la estructura huis clos de esta película deja entrever en ocasiones otro oeste posible los sentimientos y las complejas relaciones amorosas que se ocultaban tras los disparos y los caballos. En eso la película resulta interesante: La venganza de Jane es un western casi minimalista sombrío y tristón que mantiene casi siempre a sus personajes en densos claroscuros cortesía de la excelente foto de Mandy Walker. Y esta estética a media luz se convierte poco a poco en la metáfora perfecta de los personajes que siempre tienen algo que ocultar dibujando así un Oeste moralmente esquivo algo así como si el nacimiento de la nación (los flashbacks se remontan al término de la Guerra Civil) ya estuviera marcado no solo por una violencia imparable sino también por el remordimiento la frustración los deseos no cumplidos. Pero como decía todo eso son atisbos que quedan muy bien como alusiones y destellos pero no logran dar una forma sólida al conjunto. Hasta el punto de que al final la película no sabe cómo arreglárselas para mantener esa tensión y decide ir por el camino de en medio resolviéndolo todo con un fi

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: