Contenido Reciente


Loading…


Juntos y revueltos

Sinopsis:
Después de una desastrosa cita a ciegas los padres solteros Lauren (Drew Barrymore) y Jim (Adam Sandler) se muestran de acuerdo en una sola cosa: no desean volver a verse nunca más. Pero cuando contratan cada uno por su lado unas fabulosas vacaciones familiares en África con sus respectivos hijos ambos se encuentran destinados sin remedio a compartir durante una semana una suite en un lujoso resort de recreo familiar. Juntos y revueltosDespués de una terrible cita a ciegas Lauren y Jim ambos padres solteros se encuentran por casualidad en un lujoso resort durante sus vacaciones familiares. No les queda otra que compartir el lugar mientras sus hijos se benefician de la floreciente relación.Imaginar a Adam Sandler como protagonista de una comedia romántica cuesta esfuerzo: su persona cómica se basa en una mezcla de escatología y sentimentalismo de adolescente retardado que puede resultar del todo indigesta. Drew Barrymore es otra cosa. A punto aún de cumplir los 40 años (y es que parece que llevamos más tiempo viéndola crecer y madurar) conserva una cierta lozanía que sabe compaginar con un genuino talante de payasa y eso la convierte en genuina heredera de las grandes comediennes de la era gloriosa de la comedia screwball: basta verla aquí no en el gag inicial de vomitona (¿es una especie de peaje sandleriano que se exige por contrato?) sino en alguno de los enredos posteriores (por ejemplo buscando una revista porno para su pajillero hijo adolescente) o mirando con luminosa complicidad a una chica a la que ha librado de su condición de patito feo o poniéndose seria cuando corresponde aunque sea para hacer de eva de este adam para comprender lo difícil que es resistírsele.Y si no les gusta aquí prueben a verla en el patético papel que borda en el reciente «remake» de «Grey Gardens»? pero nos toca hablar de «Juntos y revueltos» que no es la mejor comedia de Drew ni siquiera de las tres que lleva hechas con Sandler (prueben a verlos juntos en «50 primeras citas»). Lo peor al final no es lo forzado de la premisa -tras una desastrosa cita a ciegas la pareja parece condenada a entenderse por culpa de un dios o un cupido que no para de bajarse de la máquina- sino los chistes casi racistas que suscita su estancia en un hotel africano (¿qué diría Spike Lee?) y el poco esfuerzo que hace Sandler por insuflar comedia al romance o romance a la comedia tanto da.Película recomendada 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: