Contenido Reciente


Loading…


El corredor del laberinto

Sinopsis:
El corredor del laberinto Thomas (Dylan O’Brien) abre los ojos y se da cuenta que está en un ascensor. Lo extraño es que no recuerda nada ni dónde está ni quién es. Lo único que aún permanece intacto en su memoria es su nombre y ya es mucho. Antes de que le dé tiempo a cuestionarse algo sobre sí mismo las puertas se abrirán y aparecerá ante un un extraño mundo. Todo lo que ve son chicos de su edad que comparten su mismo estado de amnesia. Una aventura fantástica que pronto destapará la dura realidad que se esconde bajo ese velo de incertidumbre: todos ellos están atrapados en un laberinto. Si quieren tener alguna posibilidad de salir de allí y recuperar su antigua vida y aquello que no son capaces de recordar deberán unir fuerzas para escapar. Un mundo post-apocalíptico que les acorralará e irá siempre un paso por delante de ellos será el desafío que tengan que pasar estos jóvenes si quieren volver a ser libres.La primera historia de esta trilogía inspirada en los libros de James Dashner corre a cargo del director de cortos Wes Ball para el que supone su primer largometraje. El corredor del laberinto CriticaLas sagas juveniles. Últimamente todas tan similares entre sí. Romances imposibles en mundos distópicos aventuras incesantes y peligros sin fin sociedades maléficas que pretenden controlar el destino de los pobres protagonistas… El patrón se repite de manera incesante utilizando las más mínimas permutaciones para diferenciarse. Los juegos del hambre Divergente Cazadores de sombras The Host Hermosas criaturas… algunas no están del todo mal otras no hay por dónde cogerlas pero lo curioso es que han terminado generando su propio subapartado dentro del género fantástico.¿Qué aporta en este contexto El corredor del laberinto? Lo más llamativo: No hay excusa amorosa lo cual permite que nos concentremos más en la peripecia en sí. Además está protagonizada casi en su mayoría por chicos y lo que es más sorprendente son jóvenes que no parecen estar diseñados para convertirse de manera instantánea en ídolos de masas. Hasta ahí todo bien.Concepción del argumento: Un grupo de chicos que no recuerda nada de su vida pasada va apareciendo en un claro de un bosque al que van llegando poco a poco sin saber cuál es su misión específica.Concepción del espacio: Una zona al aire libre arbolada donde los muchachos han construido su hogar y se dedican a optimizar los recursos naturales que tienen a su alcance. Y una puerta que da acceso a un laberinto.En principio todo parece muy básico pero en realidad es tan complejo que toda la primera media hora de película está dedicada íntegramente a explicar las normas el funcionamiento de todo ese tinglado y sobre todo a ir exponiendo los enigmas y las incógnitas que mantendrán la tensión durante el resto del metraje.Quizás lo más interesante de El corredor del laberinto lo que la hace diferente al resto es que se aleja desde su concepción de los moldes prestablecidos y sí consigue generar a su alrededor un universo propio. También porque como su mismo nombre indica es una película muy física en la que la parte de acción resulta fundamental para el desarrollo de la trama y consigue generar un estimulante espíritu de aventura. ¿Qué prefieres quedarte toda la vida atrapado en una existencia cómoda pero sin esperanza o arriesgarte a luchar contra el conformismo y derribar las barreras?Más o menos de eso va El corredor del laberinto una película que en el fondo está confeccionada con millones de piezas de otras lugares (como suele ser habitual) que van desde Cube (VincenzoNatali 1997) hasta El señor de las moscas (Harry Hook 1990) pasando por Los Goonies (Richard Donner 1985) o 1984 (Michael Radford 1984)La fuga de Logan (Michael Anderson 1976) y hasta la propia leyenda del Minotauro. El batiburrillo referencial está garantizado aunque ese sentido del déjàvu no impide que sea igualmente disfrutable.El director novel Wes Ball construye un sólido entretenimiento lleno de lances y peripecias y muchos más enigmas que poco a poco se irán despejando a medida que los personajes vayan superando las diferentes pruebas de supervivencia como si las piezas del rompecabezas fueran teniendo sentido a medida que se van abriendo los caminos del laberinto. Además cuenta con un discurso interesante alrededor de la libertad y la necesidad de apostar por superar los retos y resulta mucho menos mojigata que los productos de su especie. Una película con el espíritu del cine juvenil de los ochenta pero que se beneficia de los nuevos y sofisticados efectos especiales en este caso con un toque algo más vintage de lo habitual. 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: