Contenido Reciente


Loading…


El Club

Sinopsis:
El Club Bajo la atenta mirada de una mujer que los cuida, cuatro sacerdotes fugitivos viven en una pequeña casa de un pueblo costero. Todos ellos cometieron actos que los atormentan y se encuentran en este retirado hogar para olvidar sus pecados. Pronto descubriremos que esa mujer que los cuida es una monja y que la casa sirve de escondite para sacerdotes pecadores.??Todos ellos consiguen establecer una rutina entrenando a un galgo de carreras hasta que un dia llega un quinto sacerdote. Se trata de un pedofilo que les recuerda las desgracias de sus vidas pasadas. La fragil estabilidad que se habia conseguido crear va a romperse rapidamente tras una serie de acontecimientos oscuros que provocaran la llegada de un sexto sacerdote que tiene como objetivo investigar lo que sucede en la casa. El director chileno Pablo Larrain (No, Gloria, Joven y alocada) firma esta cinta cuyo reparto protagonizan los actores Roberto Farias (Carne de perro, No, Violeta se fue a los cielos), Antonia Zegers (La memoria del agua, La vida de los peces, Post Mortem), Alfredo Castro (La buena vida, Tony Manero), Alejandro Goic (Gloria, Joven y alocada, Gatos viejos, La nana), Marcelo Alonso (Socias) y Alejandro Sieveking (Gatos viejos). El Club El chileno Pablo Larrain prosigue con su exploracion de las miserias politicas, ideologicas y sociales de su pais. Tras analizar la dictadura de Pinochet en peliculas como Tony Manero, Post Morten y No, la emprende ahora con los abusos sexuales perpetrados por la clase eclesiastica. Mezcla de cine de guerrilla y relato fracturado, de panfleto y manifiesto, de rabia y furor, El club hace de la palabra (alocada, frenetica, balbuciente, incoherente) y de los encuadres claustrofobicos en espacios no especialmente reducidos, sus mejores armas expresivas. El club que da titulo al filme es una casa en las afueras de una ciudad costera en la que los responsables eclesiasticos tienen recluidos a cuatro sacerdotes pedofilos. La Iglesia enmascara, no afronta el verdadero problema. Esconde sus taras y lacras en una casa vigilada por una mujer cuyo caracter tambien pende de un pasado traumatico. Los curas confinados han abusado de su poder para sodomizar y eyacular en la boca de los niños, como se dice en varios momentos de la pelicula.Todo es asi de grafico en El club, sobre todo a partir del momento en que entra en escena un joven que tan solo busca respuestas. Es lo que es porque sufrio los abusos de un quinto sacerdote que acaba de instalarse en la casa. Lo expresa de manera desarticulada: movimientos bamboleantes, palabras que parecen extrañas y descoyuntadas rimas tal y como el las dice, reproduccion oral de todo aquello que sufrio en manos del sacerdote (verbalizacion extrema de un trauma fisico y emocional), ecos nada difusos de un pasado que nunca sera superado. Asi funciona El club, con la sensacion de que todos los personajes, tanto los curas recluidos como una de sus inocentes victimas, estan abocados a ese agujero oscuro del que no se puede salir. Pase lo que pase. Y pasan muchas cosas, algunas de ellas extremadamente violentas y que tienen que ver con la pasion por las carreras de galgos que se realizan en la localidad, y a la que uno de los curas, el encarnado por el actor habitual de Larrain, Alfredo Castro, dedica practicamente todo su tiempo. Quiza sea mas sugerente Tony Manero o Post Morten, pero el caracter epidermico de El club, nuevo en el cineasta, tiene un efecto inmediato del que es dificil sustraerse.

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: