Contenido Reciente


Loading…


De canción en canción

Sinopsis:
De canción en canción Del director Terrence Malick responsable de La delgada Línea Roja y El Árbol de la vidallega esta experimental historia de amor en el centro del festival de música de Austin City Limits. En Texas se desatan tres días de desenfreno y locura en un espectáculo que convoca más de 130 bandas de todo el mundo albergando géneros clásicos y alternativos del rock indie country y música electrónica. Al ritmo de aquel caos de emociones se une la historia de dos triángulos amorosos que encuentran su punto en común y verán como sus vidas se conectan sin poder hacer nada para evitarlo. La obsesión y traición serán los teloneros de la escena musical dentro y fuera del escenario.La película cuenta con un reparto de lujo entre el que se encuentran nombres como Ryan Gosling (Drive) Christian Bale (El caballero Oscuro) Michael Fassbender (Shame) Cate Blanchett (El hobbit) Natalie Portman (Cisne negro) y Roonie Mara (Efectos secundarios) entre otros. De canción en canción CriticaA día de hoy sigo creyendo que todo espectador tiene su propio misterio personal con Terrence Malick cuando ve alguna de sus películas.Sin embargo los misterios tienen una particularidad: hay que querer resolverlos o no.De ahí supongo que vienen las brutales críticas y las encendidas alabanzas a un director que pese a todo no cambia por nada ni por nadie.Menos mal porque sus películas no son sólo historias audiovisuales sino testimonios emociones impresiones…Me resisto a creer que “Malick no cuenta nada” cuando en un par de planos es capaz de conectar con mi subconsciente y hacerme recordar experiencias de mi propia vida parecidas a las que él a menudo retrata.‘Song to Song’ se podría definir de manera simple como la historia de un triángulo amoroso y de las personas que viven atadas a él.Están el ingenuo e idealista BV la etérea Faye y el intimidante Cook. Los dos primeros cantantes de la escena musical de Texas y el último productor deseoso de aprovechar sus florecientes talentos.A medida que vemos estrecharse su amistad también nos damos cuenta de la asimetría de su relación del inocente romance entre Faye y BV y de la voraz sexualidad existente entre Cook y la propia Faye; ambos hombres están enganchados a una mujer que prefiere sentirlo todo vivir o sufrir cada experiencia antes que darse cuenta algún día de que no ha vivido nada.Faye recopila sus confusos sentimientos intenta que encajen habla de vivir “canción a canción” sin plantearse nada más que lo puramente inmediato… cómo negarse cuando vemos que entre los tres existe una química sencilla y natural donde cada uno se siente parte de algo más grande una sensación indescriptible desgranada entre atardeceres y charlas de madrugada difusa.Cook ya sabe de los sentimientos entre Faye y BV y los respeta sin echarse atrás de la única manera que entiende: viviendo como un bestia devorando experiencias y atenciones lidiando consigo mismo sin dejar de vivir por los demás… “no puedo tomar la vida tal cual es” pronuncia en un momento de la cinta quizás su único momento de claridad entre desvanecimientos etílicos.También le dice a BV: “todo esto… las fiestas los acuerdos la fama… es solo un escenario tío solo eso”.Quizá por eso órbita alrededor de los dos amantes cantantes exigiendo su parte de esa belleza que comparten cuando están juntos esa belleza única que le hace a él sentirse horrendo y monstruoso.Malick opta por casi silenciar lo superfluo las conversaciones banales los ruidos de fondo y te sumerge en un estado de ensoñación marcado por pensamientos y canciones como piezas de un puzzle que nunca logra acabarse.“Quisiera que todo este dolor sirviera de algo” dice un desengañado BV el único que todavía piensa en el punzante amor como cemento de pasiones y melodías no como la hambrienta soledad que han cultivado Faye y Cook.El amor es dolor establece Malick. Quizá no sólo dolor sino también renuncia de otros amantes otros hechizos que dejamos pasar y a la vez aceptación de la incertidumbre que supone buscar una luz de guía que muchas veces nos dirige por el camino equivocado.“No puedes tenerlo todo” susurra una sorprendente Lykke Li como amor pasado y sabio asemejándose más que nunca a esa guía que creíamos perdida.Pero el caso es que queremos todo queremos una buena vida queremos todas las pasiones que entraron y se quedaron (una magnífica Cate Blanchett una sensual y cálida Bérénice Marlohe) queremos no darnos cuenta de que hemos gastado amor cuando ya es imposible recuperarlo.Queremos levantarnos de la cama y que el tacto del lecho no nos devuelva algún eco del pasado acariciando nuestro corazón no amado.En última instancia Malick exhibe cómo necesitamos el amor para comenzar de nuevo para despellejar nuestra piel y renacer como el fénix que a todos nos toca ser en algún momento.Hasta que lleguemos a redescubrir deseo en el simple acto de desabotonar nuestra camisa porque ella o él pasará su mano por debajo hasta que podamos prescindir de ese escenario en el que nos movemos

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: