Contenido Reciente


Loading…


Blancanieves y el cazador

Sinopsis:
Blancanieves y el cazador Se trata de una nueva adaptación del clásico cuento de hadas escrito por los hermanos Grimm. En ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’ se reformula el papel que tiene en el cuento el personaje del cazador aumentando su importancia en la trama. En el cuento original era el encargado de de llevar a la bella dulce e inocente Blancanieves al bosque donde debía matarla a sangre fría; pero en vez de eso encandilado con ella la dejaba escapar. En esta nueva versión el cazador no está interesado en Blancanieves desde un punto de vista amoroso sino que la instruirá en la lucha y se convertirá en su mentor enseñándole a sobrevivir. Se convertirá en su protector y ambos lucharán para derrotar a la malvada reina.Dirigida por el debutante Rupert Sanders la película que cuenta con un fuerte espíritu épico y fantástico tiene como protagonistas a Kristin Steward (‘Crepúsculo’) en el papel de Blancanieves Chris Hemsworth (‘Thor’) en el papel de cazador y Charlize Theron (‘Monster’) en el papel de la perversa reina. Blancanieves y el cazador“Espejito espejito mágico ¿cuál es la mejor versión de ‘Blancanieves’ que se ha hecho últimamente?” No nos cabe la menor duda de que si el espejito tuviera algo que decir elegiría ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’. Es cierto que las comparaciones son odiosas pero el estropicio que perpetró hace tan solo unos meses Tarsem Singh con su edulcorada y repipi ‘Blancanieves (Mirror Mirror)’ era una tarea complicada de repetir. Y no deja de ser una pena porque el cineasta posee una de las imaginaciones más desatadas y efervescentes del cine actual algo que demuestra que una brillantez visual mal encauzada puede terminar resultando un auténtico lastre.En semejante trampa podría haber caído también Rupert Sanders el director que debuta con esta ambiciosa revisión del mito de Blancanieves. Sin embargo a pesar de su todavía mirada inexperta tras la cámara Sanders ha sabido conducir la aparatosidad de la producción a su terreno hacia su universo personal el que había explorado hasta el momento en spots publicitarios videoclips y cortometrajes y en el que ha podido dar rienda suelta a su imaginario estético: oscuridad cromática voluptuosidad a la hora de retratar los cuerpos tenebrismo escénico y un sentido épico de la puesta en escena. Después de plasmar estas ideas en pequeñas píldoras consigue insuflar de todas estas características a este su primer largometraje. El resultado es una película muy potente con una garra visual que atrapa desde las primeras escenas y que inesperadamente consigue encauzar ese flujo imaginativo para que no se agote de forma inmediata (como sí ocurría por ejemplo en la última película de Tim Burton ‘Sombras tenebrosas’) sino que se va enriqueciendo a medida que avanza la película matizándose e intensificándose dependiendo de las circunstancias: desde la concepción del personaje de la bruja-madrastra tan terrorífico e implacable como en el fondo vulnerable (interpretado por una Charlize Theron entregada a la causa) y toda la parafernalia decorativa que la acompaña que termina desembocando entre toda una serie de hallazgos visuales en su metamorfosis como una manada de cuervos convertidos en tinta negra; el trayecto episódico de Blancanieves por una serie de parajes naturales que adquieren las propias connotaciones de los personajes: El Bosque Oscuro repleto de poderes sobrenaturales malignos en el que reina el caos y lo salvaje cargado de ramas retorcidas de animales venenosos de pesadillas convertidas en realidad (muy cercano a la imaginería de Guillermo del Toro) y el Bosque de las Hadas luminoso y evocador más próximo a la concepción Disneyiana que estamos acostumbrado a ver con un toque new age; hasta llegar a la batalla a la épica guerrera que contiene escenas tan contundentes como la carga del ejército a caballo por la playa antes de entrar en el castillo (que nos ha recodado al último ‘Robin Hood’) y la lucha final entre la madrastra y Blancanieves (que parecía remitirnos a ‘Willow).Resulta curioso comprobar cómo los responsables han querido en esta ocasión revestir esta versión de una mayor rudeza alejada de los clichés que suelen acompañar a los cuentos de hadas y por ejemplo eliminar cualquier atisbo de romanticismo lo que provoca que la tensión emocional que surge entre el trío que conforman Blancanieves su amigo de infancia (Sam Caflin) y el cazador (un solvente Chris Hermsworth) sea llevada de una manera más sutil de la que estamos acostumbrados. Es una pena que a ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’ se le pueda reprochar dos males con los que conviven muchas películas confeccionadas bajo la sombra de un creador visual muy impetuoso: la falta de sentido del humor (la película se toma demasiado en serio y ni siquiera el contrapunto cómico que le aportan los siete enanitos consigue revertir esta sensación) y que el peso de la forma está tan definido en cada secuencia que en ocasiones logra eclipsar a la propia narración.En cua

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: