Contenido Reciente


Loading…


Abraham Lincoln: Cazador de vampiros

Sinopsis:
Abraham Lincoln: Cazador de vampiros Abraham Lincoln un símbolo para la nación Norteamericana el Presidente más representativo de su historia gracias a sus esfuerzos por mantener unido al país después de la Guerra de Secesión. Propulsor de la abolición de la esclavitud y símbolo de la era moderna de la nación.Y también… cazador de vampiros.El director de origen ruso Timor Bekmambeov (Wanted: se busca) reinterpreta la biografía del célebre político del siglo XIX según la novela homónima de Seth Grahame-Smith y convierte a Abraham Lincoln además de en una figura fundamental en la Guerra Americana en un hombre traumatizado tras la muerte de su madre a manos de un monstruo de la noche cuando era pequeño. Años después de este terrible suceso será llamado para convatir a las fuerzas del mal nocturnas a los vampiros que reinan tras el ocaso convirtiéndose en una figura clave dentro de esa otra guerra paralela que tiene lugar entre las sombras.El actor Benjamin Walker (The War Boys) se mete en la piel del legendario Lincoln convertido ya en una figura mítica no solo de la Historia sino del género fantástico; Mary Elizabeth Winstead (La cosa) interpreta a su esposa; y Dominic Cooper (Tamara Drewe) a su adiestrador dentro del arte de la caza de vampiros. Abraham Lincoln: Cazador de vampirosNo recuerdo con excesiva alegría el periplo de leer el best-seller “Orgullo y prejuicio y zombis“ particular (y algo zafia) relectura del clásico de Jane Austen a cargo del enfant terrible de la literatura mainstream norteamericana de género Seth Grahame-Smith. El problema no era tanto debido a la “profanación” de un clásico de la literatura británica -eso no me parece mal de hecho llegué a creerme que de ahí podía salir algo bien interesante siguiendo el ejemplo de la saga “Marvel Zombies” o aquel tronchante relato corto de Woody Allen donde un hombre se introducía en la novela de Madame Bovary para conquistar a la protagonista- como al irremediable tedio que provocaba su lectura una vez superada la anécdota de partida.Tras el fracaso con Austen ya no tuve valor para enfrentarme a “Abraham Lincoln: Cazador de vampiros“ segundo producto literario de Grahame-Smith que le sirve de base al realizador kazajo Timur Bekmambetov para levantar la película que ahora llega a nuestras salas. Y es ahí dónde reside la sorpresa de la cinta. Dábamos por hecho que un hombre como Bekmambetov al que conocemos por ser un artista en la delineación de la filigrana plástica –tanto el díptico ‘Guardianes de la noche’ / ‘Guardianes del día’ como ‘Wanted’ eran castillos artificiales de arabescos imposibles capaces de fundir la estética del cómic de superhéroes y el cine de animación moldeados como action movies un tanto exploit- sería capaz de insuflar a una historia presumiblemente endeble incluso irrisoria de la energía cinética necesaria como para que pudiéramos quedar mínimamente fascinados con sus imágenes. Lo curioso ha sido encontrarnos con una historia (el guion también corre a cargo de Grahame-Smith) mucho más atractiva de lo que esperábamos -la rescritura de la Historia americana creando semblanzas entre esclavistas y vampiros y planteando su Guerra Civil como una lucha de poderes entre humanos y chupasangres- y con unas imágenes bastante desinfladas.Y es que si algo corre en contra de la película es un acabado en alta definición digital más cercano a un videojuego de los años noventa o una película yemení en la era de la revolución de los formatos que a la parafernalia expositiva que Hollywood nos brinda incluso con películas tan zafias como ‘Ira de titanes’ o cualquier entrega de la saga ‘Underworld’. A la imagen de este ‘Abraham Lincoln: Cazador de vampiros’ le canta el píxel el croma el efecto gaussiano del Photoshop. Así pues con una imagen que tiende a oscurecerse en demasía cuya efectividad se diluye en esa continua niebla que baña las imágenes todo queda en manos de una trama que para nuestra desgracia acaba tomándose demasiado en serio a sí misma. Haciendo que la segunda parte de la película sea muchísimo más aburrida que el trepidante arranque (o el divertido final). Ahora los fans del cine de vampiros se lo van a pasar en grande: no hay nada menos parecido a ‘Crepúsculo’ en toda la cartelera. 

Genero:
Audio:
Calidad:
Formato: